martes, 2 de octubre de 2007

Álava vuelve a la carga con Treviño

Portada ABC para Castilla-León 2007/10/02

Álava vuelve a la carga con Treviño en plena ofensiva de Ibarretxe




La Diputación Foral de Álava, gobernada por el Partido Nacionalista Vasco (PNV), anunció ayer su intención de establecer un convenio-marco con los dos ayuntamientos del Condado burgalés de Treviño con el objetivo de impulsar iniciativas que hagan posible su incorporación a la provincia alavesa. Este anuncio coincide con la ofensiva separatista lanzada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, que propone un referéndum en el País Vasco sobre su futuro.

El diputado de Administración Foral, Claudio Rodríguez, aseguró ayer, durante una comparecencia en la comisión correspondiente de las Juntas Generales, que «Treviño es Álava y haremos los esfuerzos necesarios para que sea así».

Rodríguez adelantó que el convenio-marco se desarrollará «con un firme compromiso» de promover iniciativas para la incorporación de «Álava en Treviño y Treviño en Álava», informa Efe.

El diputado recordó que este convenio es fruto de las conclusiones del Informe sobre «Vinculaciones Históricas, Culturales, Sociales y Económicas», elaborado en el periodo 1999-2003 por el Instituto Valentín de Foronda, que fue presentado en la Comisión de Treviño de las Juntas Generales alavesas.

Ante esta ofensiva nacionalista, el consejero de Interior y Justicia de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, señaló el domingo el apoyo de la región a «todos los símbolos y las instituciones que reflejan nuestra Constitución».

Fernández Mañueco valoró la proposición de consulta popular de Ibarretxe, y señaló la voluntad de la Junta «por defender y respetar la Constitución española». El consejero aseveró que la Junta y los principales partidos políticos se reafirman en su posición de «defender la integridad del territorio de Castilla y León», a pesar de la presión que reciben del PNV en algunas zonas. Así, aseguró que «desde el PNV se están haciendo permanentes agresiones al territorio de nuestra comunidad autónoma y más concretamente en el condado burgalés de Treviño».


ABC Vitoria-Gasteiz

2 comentarios:

MIRANDA ARABA DA dijo...

No sólo Treviño, sino también Miranda de Ebro es una localidad alavesa.

HASTA LOS HUEVOS DE PERTENECER A LO QUE NO SOMOS

Guillermo Villar Zamora dijo...

Los hechos son los siguientes:

1.- Miranda de Ebro es una ciudad de la provincia de Burgos, perteneciente a la comarca del Ebro en Castilla y León, España.

2.- Miranda de Ebro ha cambiado historicamente de manos varias veces a lo largo de los siglos debido a su posición de enclave geo-estrategico en el norte de la peninsula y en el valle del ebro; siendo el resultado el siguiente:
Miranda de Ebro estaba en manos del rey Sancho Garcés IV de Navarra (Navarra nació como reino en 778) y por tanto, perteneció a este reino, hasta el año 1076. Tras el asesinato del monarca navarro, el Señorío de Vizcaya, Álava, La Rioja y la familia real, reconocieron a Alfonso VI de Castilla como rey, pasando así Miranda de Ebro al igual que las nombradas zonas pertenecientes al reino navarro, al monarca de Castilla en 1076. El condado y posterior reino de Castilla nació en la confluencia de los territorios hoy conocidos como Cantabria, Vizcaya, Burgos y Álava.
Miranda pasa a manos de diferentes reinos durante el siglo XII. En 1116 el rey Alfonso I de Aragón la conquista junto con otros territorios riojanos. Vuelve a manos de Castilla en 1134 pero sólo hasta 1163, cuando Sancho Garcés IV de Navarra extiende su reino hasta Briviesca.
Durante los siglos XIV y XV, y tras las disputas entre Pedro I de Castilla y Enrique de Trastámara, la villa de Miranda pasará al señorío de Burgos.
Resultado:
Permanencia en Navarra: de 778 a 1076 y de 1163 a el siglo XIV (1300). En total suman 435 años.
Permanencia en Aragón: de 1116 a 1134. En total suman 18 años.
Permanencia en el condado de Castilla, después Reino de Castilla, después Corona de Castilla y después Señorio de Burgos y por último provincia de Burgos: de 1076 a 1116, de 1134 a 1163, del siglo XIV (1300) hasta el dia de hoy (2008). En total suman 777 años (casi el doble de la permanencia en Navarra).